Dependencia emocional

Publicado por en Pareja, Psicología, Relaciones, Salud, Ser, Terapia

Dependencia emocional

Dependencia emocional

Uno de los motivos principales de consulta en terapia individual y de pareja es la dependencia emocional, de uno de los miembros con el otro cónyuge o de un miembro de la pareja con alguna persona de su familia.

Las personas dependientes son personas inseguras, con baja capacidad de explorar el mundo por sí mismas, ¿qué tiene que ver la dependencia con el apego?, vamos a analizarlo.

¿Qué es el apego?

La teoría del apego, cuya formulación fue iniciada por John Bowlby, contempla la propensión de los seres humanos a establecer fuertes lazos afectivos hacia otros.La teoría del apego enuncia cualquier forma de conducta que tiene como resultado el logro o la conservación de la proximidad con otro individuo claramente identificado al que se considera mejor capacitado para enfrentarse al mundo.Depencia emocional

El apego en la relación madre-hijo supone que si la madre está capacitada para proporcionarle a su hijo la posibilidad de desarrollar un apego seguro con respecto a ella, el niño tendrá una base segura, esto dará como resultado la seguridad que puede explorar el mundo sabiendo que tiene en su madre un lugar seguro y de contención emocional al cual volver si se siente amenazado

Bowlby enunció la conducta de apego la primera infancia, aunque puede observarse también en la edad adulta, sobre todo en situaciones de estrés. La función biológica que se le atribuye a esta conducta es la de protección.

Tipos de apego:

Apego seguro:  se da cuando el niño confía en que su madre o función materna estarán accesibles a su demanda si se encuentra en una situación atemorizante. Teniendo esta seguridad el niño se atreve a hacer sus exploraciones del mundo.

Apego ansioso ambivalente: la conducta que expresa un niño inseguro de si su madre o función materna será accesible o sensible, o si lo ayudará cuando lo necesite. Esta pauta es favorecida cuando el progenitor se muestra accesible en algunas ocasiones y en otras no, también se da por las separaciones y por las amenazas de abandono utilizadas con el fin de manipular y controlar al niño.

Apego ansioso evitativo: El niño no confía en que cuando busque cuidados recibirá respuesta, sino por lo contrario espera ser rechazado, así intenta volverse emocionalmente autosuficiente. Esta pauta es el resultado del constante rechazo de la madre cuando el niño se acerca a ella en busca de consuelo y protección.

Dependencia emocional y relaciones interpersonales

Conocer el desarrollo temprano del apego nos ayuda a comprender  el curso probable de las relaciones interpersonales, ya que son estas relaciones primarias las que influyen en el curso de las futuras relaciones.  Las primeras interacciones son las que van a servir de base para las posteriores interacciones de esa persona con la sociedad, son las que van a determinar una particular manera de relacionarse.

Las persona dependientes sienten mucha ansiedad ante la posibilidad de ser rechazadas por una persona importante, suelen ser personas con una visión negativa de sí mismas, (no se consideran dignas de ser amadas y cuidadas), manifiestan preocupación y temor al abandono de quien es su figura de apego.

Sangrador (1993) describió la dependencia sentimental como una necesidad patológica del otro que se explicaría por la inmadurez afectiva del individuo añadida a su satisfacción egocéntrica.

Características de la dependencia afectiva

Algunas de las características de la dependencia afectiva hacen referencia a:

  • la posesividad y el desgaste energético psicofísico intenso;
  • la incapacidad para romper ataduras;
  • el amor condicional (dar para recibir);
  • la pseudosimbiosis (no estar completo sin el otro);
  • el desarrollo de un locus de control externo;
  • la elaboración de una escasa o parcial del problema;
  • la voracidad de cariño/amor;
  • la antidependencia o hiperdependencia del compromiso y, finalmente;
  • la experimentación de desajustes afectivos en forma de Sentimientos Negativos (culpa, vacío emocional, miedo al abandono).

Por lo que respecta al perfil del objeto de elección buscan una posición dominante en la pareja, suelen ser personas narcisistas, con férrea autoestima, manipuladoras y explotadoras; desarrollan escasa empatía y afecto, creen que poseen privilegios y habilidades fuera de lo común y, son individuos seguros de sí mismos, lo cual ejerce un estado de fascinación sobre los dependientes afectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *