Yo entreno para conseguir lo que quiero, ¿y tú?

Publicado por en Coaching, Trabajo

Yo entreno para conseguir lo que quiero, ¿y tú?

Buscar trabajo Aprender del deporte y de los deportistas

Me encanta el Deporte, practicarlo y el espectáculo en sí. Y, por eso, soy una espectadora y observadora sistemática de la cantidad de personas, ilusiones, dinero, emociones, retos y posibilidades que mueve.

Siempre pienso que es increíble y lo es, pero, ¿lo es en realidad? Porque el Deporte es para muchos su vida entera, para otros su gran pasión, para otros muchos o muchísimos su entretenimiento, y para otros también una “escuela” en la que aprendemos (y me incluyo) muchísimas cosas. Y por eso, no es nada extraño que todo eso que mueve…¡se mueva! Y sí, digo “escuela”, en la que se aprenden muchas cosas y también se desaprenden otras. Qué hacer y qué no, y cómo aplicarlo a nuestro día a día y a la vida en general.

Esfuerzo, constancia y disciplina son la raíz de todo éxito

Adicionalmente y por razones muy personales combino mi gusto por el Deporte con que soy una gran defensora del esfuerzo, la constancia y la disciplina. Conceptos, en general, no muy bien vistos y que, en cierta manera, suenan a “rancio y antiguo” ya que se asocian a otros “asuntos” que ahora no vienen al caso. Pero, si analizáramos en detalle su significado más allá de la pura superficialidad, nos daríamos cuenta de que son la raíz de todo éxito. ¡Sí! Así lo creo y lo creo firmemente: el esfuerzo, la constancia y la disciplina, son la razón del éxito en el Deporte y en la vida personal y profesional. “Es curioso, cuanto más entrenamos, más suerte tenemos”, Larry Bird, jugador de la NBA.

Los deportistas de élite son constantes y disciplinados

No conozco a ningún deportista de élite que, en definitiva, son los de éxito, que no se esfuerce, que no sea constante y que no actúe con disciplina, ¿y tú?… Igualmente, los profesionales de éxito, que han alcanzado “sus metas” o que están en camino de alcanzarlas, ¡también cumplen estos requisitos!, deja de trabajar unos minutos y piensa en ello.

¿Has visto jugar a David Ferrer, el tenista de Javea? Cuando le veo, siempre pienso en esfuerzo/constancia, esfuerzo/constancia, esfuerzo/constancia…cada tanto disputado, cada segundo del partido demuestran su disciplina y su “mente muro”: nadie podrá conmigo. Todo se basa en “su genio particular” pero, sobre todo, en la práctica diaria y continua, y ahí le tenemos, un auténtico campeón. Digo lo mismo de Rafa Nadal, ¡cómo no! pero quería homenajear, en este caso a David, porque responde al mismo esquema que Rafa y, en general, se le menciona menos, cuando merece también nuestro máximo reconocimiento. Ellos siempre aprovechan las ocasiones, sorprenden de vez en cuando con un ataque sorpresa y juegan a “¡¡¡que se rinda el contrario!!!”…

Si buscas oportunidades profesionales

Esto mismo, lo incorporaría a las oportunidades profesionales, tanto si estás en situación de cambio, como si pretendes brillar en tu trabajo actual, pueden ser pequeñas recetas a practicar que nos brindarán pequeñas o grandes dosis de éxito.

Me acuerdo ahora también de la destacadísima campeona de natación Mireia Belmonte. Aquí tengo, sin duda, que quitarme el sombrero, ante la fuerza, la fe, la entrega y la resistencia de una nadadora que ha cautivado a todos los que hemos asistido a sus triunfos como campeona mundial, europea y doble subcampeona olímpica…¿qué más se le puede pedir? Pues, en mi caso, la tomo como ejemplo, ya que sirve e inspira a todos. Si pusiéramos esa fe y esa entrega que ella pone, y la combináramos con su fuerza y su resistencia para vencer los obstáculos que nos asaltan cada día, seríamos pequeños supermanes, pensemos en ello.

Y, como no, vitorear y destacar también la carrera fulminante, incomparable e indescriptible de Marc Márquez. Ha ganado, de momento, y digo bien, porque con 21 años, ¡vete a saber los títulos que le esperan!: 4 títulos del Campeonato del Mundo de Motociclismo en las tres categorías existentes: 125cc, Moto2 y MotoGP…Supongo que aquí vale lo de “lucha por tus sueños”, “respira cuanto puedas” y “que aflojen los demás”…Son frases que repito y que yo pongo en práctica cada día pero que, creo que ¡deberíamos de practicarlas todos!

Si estás en situación de búsqueda de trabajo, te recomiendo que te las escribas y las pongas en lugar visible con la foto de Marc, la de David, Rafa y/o Mireia, según gustos, (por sentirte como “uno más del equipo”) y que cada vez que desfallezcas, te acuerdes de ellos y de su “resistencia a los calambres”. Y para finalizar, añado y comparto contigo la idea de Albert Einstein: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad” 

Trabaja, “entrena” y lucha por tus sueños y pronto dirás ¡la victoria es mía!

Escrito por Almudena Cañizares

Headhunter y Consultora Asesora para la Gestión del Cambio Profesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *