Posts Tagged "Observación"

La atención nos ayuda a ser más eficaces

Publicado por el Nov 13, 2018 en Psicología, Salud, Ser | 0 comentarios

La atención nos ayuda a ser más eficaces

El peligro de la falta de atención Vivo frente a la escuela infantil donde hace unos meses murió un bebé de apenas 2 años porque su padre se la olvidó en el coche, un día que las temperaturas alcanzaron los 40 grados. Cada vez que paso por delante del pequeño altar hecho por los vecinos y trabajadores se me encojen las tripas, siento una punzada en el estómago y me viene la siguiente reflexión: “que importante es estar presentes, concentrados y atentos”. Por falta de atención tu vida y la vida de tus seres queridos puede cambiar en un segundo. ¿Qué estás dispuesto a invertir para cultivar tu atención y tu concentración? Hay muchos artículos sobre atención, los beneficios de la concentración, mindfulness, pero se invierten pocos recursos. Se habla y se escribe mucho y en la práctica, no se hace nada efectivo. Se debería enseñar en las Escuelas, pero mientras esto sucede nos toca responsabilizarnos como padres, como maestros, terapeutas… La base de la atención es la respiración y la observación Para poder estar atentos tenemos que saber respirar bien, eso significa atender a nuestro proceso respiratorio, a como sube nuestro abdomen y a como baja; esta es la base de la observación. Para poder entrenar un músculo hay que hacer ejercicio, y con la observación ocurre lo mismo, es necesario practicar. Hay escuelas infantiles que ayudan a los niños a dicha práctica, tumbándolos en el suelo, colocándoles un peluche en el abdomen y observando cómo sube y como baja su abdomen. Los adultos podemos usar nuestra mano y contar hasta 9 de manera consciente, evitando el automatismo. Si entramos en un automatismo, perderemos la cuenta, y lo recomendable es volver a comenzar. La atención mejora la memoria Cuanto más atentos y concentrados más en el presente estamos, por tanto, es más sencillo recordar lo que necesitamos hacer o lo que tenemos que hacer. Ejemplo: si mientras conducimos vamos pensando en la reunión que tendremos en la oficina, lo que diremos, lo que creemos que nos preguntarán… nos vamos a la cabeza, nos distanciamos del presente y dejamos de estar atentos. Podemos estar concentrados, que ni escuchamos el claxon del coche de al lado o si nuestro hijos en el asiento trasero nos ha hecho una pregunta. Si mientras conducimos vamos observando los detalles del trayecto: las aceras, los semáforos, la gente, los coches, el color de las líneas en el asfalto, estamos conectados con nuestra respiración… estamos favoreciendo la atención. Atención y concentración no es lo mismo La concentración es atención mantenida, sostenida. Cuando el campo de la atención es amplio es complicado que aparezca la concentración. En la sociedad actual hay picos de concentración, sin observación, y esto es lo que hace que no nos enteremos de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Cuando entramos en estos momentos suelen aparecer dolores de cabeza, debido a lo densa que se pone la mente. La atención nos ayuda a ser más eficaces En esta sociedad productiva que nos exige hacer muchas cosas y cuantas más al mismo tiempo mejor (multitasking), estamos avocados al estrés y la ansiedad. La atención y la observación reducen el estrés y mejoran nuestra eficacia. Podéis leer más sobre cómo cultivar la atención mediante la meditación con mi artículo Cultivar la atención mediante la meditación Si quieres aprender a gestionar tu estrés y tu ansiedad te pueden interesar mis...

Read More