El dolor emocional tiene mala prensa

Publicado por en Psicología, Salud, Ser, Terapia

El dolor emocional tiene mala prensa

¿Qué es el dolor emocional?

Es una sensación, ya que se siente en el cuerpo que nos atraviesa como un sable provocando una sensación de corte interno, es una sensación incontrolable, que no se calma fácilmente. Es una emoción que cursa con angustia, ansiedad, pena, desamparo, fragilidad, inseguridad, pérdida, etc.

No está provocado por algo físico, pero sí comparte la misma ruta cerebral que el dolor físico, es decir, que nuestro cerebro reacciona de manera muy parecida ante un dolor físico y ante un dolor emocional.

¿Por qué rechazamos el dolor emocional?

Vivimos en una sociedad donde cada vez hay más personas que no quieren sufrir, que nos quieren que “sus asuntos” les duelan. Vivimos en una sociedad donde “aparentemente” podemos controlar y gestionar nuestra vida con un curso exprés de coaching de 30 horas; se rechaza el dolor porque asusta; podemos acceder a un clic a cualquier información, se compra felicidad a precio de oro; hay demasiada prisa, incapacidad para tolerar la frustración e impaciencia.

No sabemos gestionar el dolor emocional, no nos enseñan ni en el colegio ni en casa. El dolor emocional tiene mala prensa. A los hombres se les sigue diciendo que llorar es de niñas y a las niñas se las sigue ignorando cuando lloran o ridiculizando con expresiones del tipo “siempre llorando como tu madre” o “las cosas no se arreglan llorando”.

En general lo que se produce es una negación del dolor, una evasión o un rechazo, aunque también están los que exaltan el dolor para mejorarse como personas, serían los sufridores.

Dolor y sufrimiento no es lo mismo

El dolor es una reacción directa de algo que nos sucede, no podemos eludirlo, lo sentimos, no es controlable ni con la razón ni con el cuerpo.

El sufrimiento es regodearse en el dolor a través del pensamiento: “qué pena que me pase esto a mí que soy tan bueno”, “que mala suerte que tengo”, “pobrecita de mí”….

El dolor emocional es una señal de aviso

El dolor físico nos avisa de una lesión, el dolor emocional nos señala que algo no anda bien y que debemos atendernos y escucharnos.

Hace unas semanas comenzada un paciente la sesión contándome: “lo he pasado de puta pena” detrás de esta expresión comenzó un desarrollo de su dolor emocional, ya que el resto en su vida “aparentemente” está colocadito.

Cuando el dolor es por algo externo, solemos ser más comprensivos con nosotros mismo, y decirnos: “normal que me duela”. Cuando el dolor es producido por; miedos internos, inseguridades, dudas sobre nuestra capacidad, sensación de que somos pequeños y que a lo que nos enfrentamos es demasiado grande; solemos perder la paciencia y nos juzgamos y solo empeoramos lo que nos pasa.

Mi abuela solía decirme; “cuando una herida duele es que está cerrando y sanando”. En terapia hablamos, limpiamos, “nos duele” y así atravesamos el dolor y lo superamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *