Crisis de pareja generada por nuevos roles:maternidad y paternidad (I)

Publicado por en Coaching, Familia, Pareja

Crisis de pareja generada por nuevos roles:maternidad y paternidad (I)

La maternidad y paternidad supone una crisis en la pareja

La paternidad, y la maternidad es una situación estresante que provoca una ruptura entre la situación anterior (pareja de dos miembros) a la construcción de la nueva familia. La pareja necesita tiempo para acoplarse a esta nueva situación, la maternidad y la paternidad  no es un «camino de rosas». Todo depende de la actitud y de las estrategias de afrontamiento en este proceso de cambio.

Los hijos provocan cambios en la pareja, ésta se tiene que ir adaptando a la nueva situación, las parejas necesitan tiempo, comunicación y alta dosis de paciencia.

Las condiciones previas de la pareja y las expectativas sobre la paternidad

Es fundamental saber gestionar las crisis que surgen en la pareja. En la capacidad para resolver las diferencias, influyen «las condiciones previas de la relación de pareja«, que sea una relación solida, estable, comprometida, con buenos niveles de comunicación y afectividad, con respeto.  Si una pareja ya se llevaba mal o muy mal, tenía mala comunicación, antes de la llegada de un bebé, el nacimiento empeorará la relación de pareja.

También influyen las expectativas que ambos miembros de la pareja tienen sobre la maternidad y la paternidad. Hay personas que tiene hijos para no estar solas, otras porque el cónyuge quiere un hijo y para evitar una ruptura, otras para regalar vida, etc. Dependiendo de lo que se espera de los hijos, también la adaptación es más o menos fácil.

Terapia de pareja chamartin

La comunicación e inteligencia emocional es fundamental para que la supervivencia de la pareja

Es fundamental saber expresar los sentimientos que uno tiene sin caer en una acusación o un ataque al otro. Utilizar frases tipo «yo sé que tú haces esto con amor pero lo cierto es que yo lo percibo como…y no me gusta porque me hace sentir así»

Las parejas que hablan, que se escuchan, que se comunican diciendo lo que sienten, tienen más facilidad para gestionar sus conflictos, ya que al hablar, se “ventilan” los asuntos y no se quedan enquistados. Comunicarnos emocionalmente, aunque nos digamos cosas que en un principio no nos gusta escuchar, nos acerca como pareja, nos pone más tiernos y más receptivos.

Los hombres también sufren cambios por la paternidad

Tanto el hombre como la mujer sufren cambios con la maternidad y la paternidad.

Muchos hombres, con la llegada de un hijo, adquieren un mayor grado de responsabilidad a la hora de afrontar su vida laboral y comienzan a sentir miedos hasta ese momento desconocidos. Muchos optarán por no decir nada a su pareja para evitar preocupaciones pero eso no significa que no estén durante una primera etapa descolocados en esa nueva perspectiva de vida y de trabajo. Algunos hombres pueden sufrir celos de la relación que se establece entre la madre y el bebé. Aquella mujer que siempre estaba pendiente de él ahora casi nunca está disponible. Hay mujeres que se olvidan de que también son “pareja”, y sólo pueden atender su rol de “madre”.

Si sientes que tu pareja está en crisis por tu nuevo rol como padre o madre, llámanos, atendemos a parejas en la zona de Chamartin, Plaza de Castilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *