Cómo superar un divorcio

Publicado por en Pareja, Psicología, Relaciones

Cómo superar un divorcio

Con la llegada del verano y el aumento del tiempo que pasan las parejas juntas se produce más erosión y tensiones, y, las parejas que están “tocadas” en su estructura, terminan por romperse en verano. En el otoño es cuando más separaciones y divorcios se producen según el Consejo General del Poder Judicial.

¿Qué necesita una persona que se ha divorciado? ¿Cómo superar un divorcio?

Recojo algunas reflexiones apoyadas en mi experiencia como psicoterapeuta de parejas y terapeuta individual acompañando a separados y divorciados.

Perspectiva temporal

Cuando lo estamos pasando mal, ya sea por una separación o divorcio, ya sea por la pérdida de una persona querida, no debemos olvidar que es una época, una temporada, que no vamos a estar siempre así, algunas veces pensamos que el dolor no se va a pasar, pero eso no es cierto. Ya sabéis lo que dice el refrán: “no hay mal que cien años dure”.

Darnos libertad

Es bastante común que después de un divorcio las personas, tanto hombres como mujeres, tengan necesidad de sentirse libres, de sentirse vivos, de sentir que todavía hay vida después del divorcio y ello les lleva a probar cosas nuevas: viajes, salir a bailar, sexo esporádico, practicar algún deporte, etc.

Algunos divorciados llaman a esta época el regreso a la adolescencia, algunas personas necesitan intensidad porque han salido de la rutina, del aburrimiento, del adormecimiento. Vivir esta etapa de manera libre y sin juicios, el tiempo va poniendo las cosas en su sitio. Con el paso del tiempo la persona poco a poco se va dando cuenta de si realmente le gusta bailar, si le gusta el deporte que ha comenzado a practicar, si quiere seguir con sexo casual o prefiere un sexo más tranquilo y comprometido.

No apresurarnos

Algunas personas, aún estando en la etapa de intensidad que hemos descrito anteriormente, se apresuran a querer “emparejarse” con la primera o la segunda persona que se les cruza en su vida. En una etapa de duelo no se pueden tomar decisiones importantes y de calado para la vida. Hay que tener en cuenta las consecuencias de las malas decisiones. Es bueno cerrar una pareja, cerrar la herida, y, cuando “se ha caído la costra”, dejarnos sentir: ¿Qué quiero? ¿Quiero otra pareja? ¿Quiero una temporada estar solo? ¿Cómo quiero vivir mi vida? ¿Estoy preparado para vivir de nuevo en pareja?

Evitar quedarnos colgados del ex

Hay personas divorciadas que después de separarse lo que hacen es “observar”, “espiar”, “vigilar” al ex, miran si están en línea, miran lo que publican en las redes, preguntan a los amigos si salen o entran, con quién salen, qué hacen…, en definitiva, están pendientes y tratando de “controlar”. Cualquier excusa es buena para ponerme en contacto: “te echo de menos”, “tenemos que cambiar la titularidad de …”. Son personas que les cuesta digerir el divorcio y se quedan en modo “stand-by”, esperando, muchas veces sin saber lo que esperan. Es una manera de anestesiarse, de congelar los sentimientos, de post-poner el dolor, la rabia, la frustración…

No repetir

Reflexionar sobre las causas de nuestra separación o divorcio nos ayudará, por un lado a responsabilizarnos de nuestra parte, y por el otro, a ver que el otro no es el malo del peli. La psicoterapia te puede ayudar a descubrir cuál ha sido tu parte de responsabilidad, y que tiene que ver con tus patrones, tus creencias, idealizaciones, cultura familiar… y, evitar volver a reproducir el mismo patrón.

Aprender a confiar

Si pensamos en negativo y somos pesimistas sólo atraemos negatividad. Si pensamos en positivo y vivimos aceptando lo que la vida nos trae en cada etapa tenemos una oportunidad para aprender y crecer. Como decía mi abuela cuando le contaba mis historias con los chicos: “cada roto tiene su descosido”. Todo en la vida termina llegando, a veces, no nos llega al ritmo que queremos, pero llega. Confiar en la vida: llegará alguien especial con quien rehacer la vida, llegará un período de calma para disfrutar de la nueva soltería y la soledad, quizás un período para aprender a disfrutar más de los hijos o de los padres mayores… ¿Cómo superar un divorcio? Confía que la vida provee y con el tiempo te sentirás mejor y entenderás el por qué de tu divorcio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *